Palestra Aguascalientes

ÚLTIMA HORA

Hospital Hidalgo Brinda Atención a 250 Pacientes de Alzheimer

23 septiembre 2017

Llevar una vida saludable y dormir suficiente son factores determinantes entre los adultos mayores para no padecer esta enfermedad.

La familia o los cuidadores deben conocer a detalle el proceso del padecimiento.

El Alzheimer es el tipo de demencia más frecuente; es una enfermedad progresiva que afecta las funciones mentales del individuo, sobre todo la memoria, se presenta a partir de los 60 años de edad; en el Centenario Hospital Miguel Hidalgo, se tienen diagnosticadas y en tratamiento 250 personas; así lo informó Gerónimo Aguayo Leyte, Neurólogo del CHMH.

Precisó que el 21 de septiembre se conmemora en el mundo el Día del Alzheimer, y si bien este padecimiento todavía no presenta avances en su tratamiento y no es curable, se puede detener la progresión del mismo con tratamiento farmacológico, pero sobre todo se puede retrasar su aparición con los cuidados básicos.

“La carga genética es importante, pero no determinante en las familias; existen factores que nos pueden defender de la enfermedad, el llevar una vida saludable, comer bien y evitar el sobrepeso, dormir suficiente, es lo primordial; la actividad física diaria de hasta por 30 minutos, evitar los excesos de alcohol y tabaco, así como mantener una actividad intelectual diaria como lectura, conversaciones, juegos de mesa y de destreza, ayudan mucho a los adultos mayores”, dijo el galeno.

El galeno, indicó que las personas que sufren de depresión y soledad, son mucho más propensas a padecer la enfermedad, también los diabéticos e hipertensos, por lo que es necesario hacer equipo entre la familia y el paciente para poder sobrellevar la demencia.

Es importante, dijo, que la persona, acuda a recibir un diagnóstico temprano a los primeros síntomas de pérdida de memoria, ya que es una enfermedad lentamente progresiva, y para ello, un médico general capacitado podría ser el indicado para tener el primer contacto con el paciente y de ser necesario, referir con un internista, neurólogo, psiquiatra o geriatra, quienes serían los indicados para confirmar el diagnóstico.

En el avance de la enfermedad, el paciente comienza a disminuir sus funciones intelectuales, notables en la memoria o el lenguaje, el control de las emociones, comienzan a morir las neuronas ligadas a la retención.

Por ello, es importante que los familiares o cuidadores conozcan la enfermedad, realicen un plan de actividades y valoren la posibilidad de que el enfermo no conduzca vehículos de motor, ni permanezca en las calles sin ayuda, además de asegurarse que siempre lleve sus datos generales en alguna credencial, placa o pulsera, para que les permita ser identificados fácilmente en caso de que se extravíen en la vía pública.

También indicó que es importante que los familiares se preparen para la última etapa de la enfermedad, porque el paciente se vuelve totalmente dependiente, tiene una regresión a sus primeras etapas de la vida.

Finalmente, el especialista dio a conocer que el uno por ciento de la población del país, padece Alzheimer y resaltó que no necesariamente todos los adultos mayores la padecen, ya que es normal la disminución de memoria entre los 60 y 90 años de edad; afortunadamente la ciencia avanza notablemente y cada día se suman más asociaciones para ayudar a las familias y pacientes a sobre llevar la enfermedad, pero sobre todo al manejo de la ansiedad y la paciencia.

Deja tu Comentario